domingo, 16 de diciembre de 2007


Corbata Louis Vuitton: 140$ 301.000 Bs.

Zapatos Gucci 350$ 752.000 Bs.

Ver desnuda la revolución no tiene precio, para todo lo demás, Patria, Socialismo y Muerte.

La tragicómica escena protagonizada por Pedro Carreño fue toda una lección sobre los valores reales de la revolución y del socialismo del siglo XXI, y es que, ver como se detesta al capitalismo mientras llevamos en nuestro cuerpo joyas de la moda actual, como artículos Louis Vuitton, Zapatos Gucci, Trajes Armani, es sin lugar a dudas, toda una lección sobre la credibilidad de estos individuos.

Eso me hace pensar, que la contratación de la modelo Naomi Campbell, todo un ícono de la moda capitalista, no fue tan sólo para hacer una propaganda a un gobierno, que ya no tiene modelos propias que le hagan la ayudita. Quizá la “top model” haya organizado alguna pasarela en Miraflores para poder venderles los íconos del capitalismo a estos socialistas ejemplares y por supuesto asesorarlos en los usos y modales acordes con su alta condición socialista.

El ministro nos explica, que tiene que importar esta clase de objetos por que no se producen aun de manera endógena. A lo que yo me pregunto ¿se referirá a la marca? Imagino, porque hasta donde tengo conocimiento, quienes no estamos dentro de los cielos rojos del poder y que ganamos sueldos mínimos, adquirimos trajes, zapatos, corbatas etc. de producción endógena desde hace bastante tiempo y eso, si es que nos alcanza.

Pero a defensa del Sr. Pedro Carreño, hay que decir que no es el único, pues el jefe supremo y sus acólitos actúan bajo esta moral bastante extraña. Esta manera de socialismo ¡sólo para la plebe!, mientras tanto vemos en cada esquina a un niño de la calle, un indigente, un pedigüeño, muestras de que la pobreza aun es la realidad en este país. Y es que son tan groseros, que debemos recordar a nuestro querido Acosta Carles (General Eructo), quien hace un tiempo nos decía, que no era malo tener una Hummer siendo revolucionario

El presidente ya ha pedido varias veces que el pueblo aun desnudo, pasando hambre, haciendo colas para comprar alimentos, debe mantenerse al lado de él. El espíritu revolucionario esta más allá de esas cosas materiales, efímeras.

Estas mismas semanas después de la derrota del 2 de diciembre oímos esta frase “El que venga a decirme a mi, a estas alturas después de nueve años, que no fue a votar porque no le llego la beca a tiempo o que no fue a votar por que a su hijo no le han arreglado su casa, o que no fue a votar por que a su hijo no le han dado una beca en la Universidad Bolivariana, yo prefiero se pase a la oposición. Por que el que diga eso no es revolucionario, quiero verdaderos revolucionarios y no de pacotilla.” Debo de imaginarme que los verdaderos revolucionarios son estos señores de gran opulencia, vestidos a la última moda, con artículos y accesorios que valen en total por traje alrededor de 3 o 4 sueldos mínimos, de esos con los que debe sobrevivir la mayoría de la población. Con Hummers que alcanzaran precios suficientes como para pagar arreglos en una que otra escuela, dispensario, etc.

Y que para el líder de la revolución, el pueblo debe hacer lo que él desea y aceptar sus derroches y el de sus acólitos para acceder al cielo de un socialismo que aun nadie sabe explicar. Que el pueblo debe seguir ciego después de 9 años de ineficiencia mientras él y su tren ministerial viven la buena vida, que nos prometió a todos y no sólo a usted y su séquito de “aduladores”.

La revolución vive bien, se viste caro pero se ve desnuda, Chavistas ahora que buscan el por qué del despertar del pueblo y, los culpables de la derrota, deberían comenzar por este tipo de cosas.

PORQUE AUNQUE LA REVOLUCIÓN SE VISTE DE MARCA SE LE NOTAN LAS COSTURAS.







3 Comments:

  1. jonacamil said...
    Hola quierido amigo, he estado leyendo tus escritos , te felicito lo haces muy bien, y te exhorto a que sigas, sigas y sigas haciendolo que la oportunidad te llegara, los comienzos son dificiles, pero la constancia y perseverancia triunfan por encima de todo.

    En tu escrito de "los revolucionarios visten caro" ese es un mal de todos nuestros paises sub-desarrollados, cuando estan en la oposicion prometen y prometen y las ideas y su programa de gobierno es excelente, (una cosa es en escrito y otra llevarla a la realidad), pues claro hasta que llegan al "poder" lo cual es muy bueno pero (nuestros presidentes) lo usan primero para su beneficio y lucro personal y los de los que los rodean, la tentacion es mucha y se dejan llevar, lo malo de todo esto es que se olvidan de las promesas, de los pobres, de las verdaderas personas que votaron para que ellos esten en esa posicion.

    Fijate la gran realidad es que nos falta mucho como paises sub-desarrollados el que las personas que llegan al poder, PRIMERO piensen en la clase humilde que los llevo a esa posicion y los que en realidad merecen el derecho y respeto de que le cumplan sus promesas, que le suplan sus necesidad basicas y que luchen por ello.

    Te felicito de nuevo porque tus palabras estan bien dirigidas y los que leemos tus escritos entendemos facilmente tus ideas las que estan escritas de una manera llana y simple y lo que quieres transmitir lo logras.

    Despues te seguire escribiendo, muakissssssssssss

    con carino,
    Andrés Schmucke said...
    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
    Unknown said...

Post a Comment