lunes, 3 de diciembre de 2007


"Este no es el fin, ni siquiera el principio del fin. Es si, el final del principio."
Winston Churchill

Hace seis meses, el Presidente Chávez nos comenzaba a hablar de su proyecto de reforma de la constitución, una reforma elaborada en la oscuridad total, bajo una sola voz, la voz de aquel que sólo habla de poder para el pueblo cuando necesita votos, pero cuando no, sólo conoce el poder de él mismo.

Al final con Chávez manda Chávez.

Chávez pecó de prepotente, creyó que ya había domado las almas de miles de Venezolanos, que los había hecho olvidar los valores democráticos, forzó una revolución basada en las mentiras y en los impulsos del Líder.

Por otro lado, el movimiento estudiantil había despertado con el cierre de RCTV y ante la reforma se convirtieron en la voz de un pueblo, en una dirigencia sin mezquindades, sin historia, además, bajo una premisa de democracia, entendiendo que aun no queriendo a Chávez, lo reconocemos como presidente y, si hay que salir de él, debe ser de manera democrática.

A estos estudiantes se les sumó el pueblo, y cuando vimos que por primera vez éramos una mayoría hablando como una sola voz, decidimos dar oportunidades a las leyes, al gobierno, a las instituciones, al país en pleno.

Con cada negativa, con cada arbitrariedad el pueblo fue creciendo, fue despertando del letargo tras cada golpe, la conciencia se transformó en voz, en protesta, en lucha, hicimos de la patria, nuestra patria, la metimos en nuestras casas, en nuestras familias, y así comprendimos el peligro que corríamos de ser aprobada la reforma.

Hicimos que por primera vez en 50 años, fuera el pueblo y no los partidos quienes llevaran la batuta de las acciones, nadie nos impuso una voz y esta vez la montaña no fue a mahoma sino mahoma a la montaña, ni siquiera Chávez pudo tomar la batuta de sus partidarios, al fin el pueblo fue pueblo.

El 29/11/2007 fue el cenit de toda esta historia, fuimos a sus espacios que entendimos eran nuestros, llevamos nuestra voz al mundo que nos veía con ojos incrédulos, mostramos las debilidades del régimen, vencimos las voces agoreras que jamás creyeron ni en ellos ni en nosotros, y aun con todo en contra, decidimos participar en unas elecciones jugándonos el resto por nuestro país. Ese día llenar la Av. Bolívar nos llenó de esperanza, supimos que la pelota era nuestra y nos tocaba terminar el juego con una victoria.

Ayer, Venezuela demostró su talante democrático, sus valores ciudadanos reencontrados, y a través del voto, terminamos de rechazar un proyecto autoritario, discriminatorio, que terminaría de llevar al país al precipicio que hemos tenido tan cerca durante estos nueve años.

Hoy la Navidad llegó de Golpe, al fin en este país se respira paz, tranquilidad, Chávez dejó de ser él invencible, el venezolano volvió a tener la sonrisa a flor de piel, volvió la alegría aun cuando es sólo el comienzo de la construcción de una nueva patria.

¿Que nos viene?

Capitalizar el triunfo, no debemos permitirnos el triunfalismo, ganar no debe callar las voces del pueblo, la pelota no debe dejar de ser nunca más NUESTRA, los partidos, los gobiernos deben adaptarse a nosotros no nosotros a ellos, unifiquemos lo positivo de uno y de otro y mejoremos lo que deba mejorarse, no al revanchismo démosle la mano al contrario e invitémosle a construir una patria juntos.

A partir de hoy estamos llamados a construir esa nueva Venezuela, próspera, alegre, luchadora, y convertirla en esa patria rica de la que siempre nos han hablado pero que nunca hemos visto, ¡Y LA NAVIDAD LLEGO DE GOLPE!.


VENCER HACE EL COMPROMISO MÁS GRANDE.

¡VIVA VENEZUELA!




3 Comments:

  1. Ana Carolina said...
    Coye hermano en esta oportunidad necesito decirte lo orgullosa que estoy de ser tu hermana y te agradezco haberme inculcado tus conocimientos y haberme enseñado lo importante que es luchar por un país pero con base...tu recuerdas lo desinteresada que era con la política, las noticias y hasta en mi país y gracias a ti aprendí que la cultura, la lectura y el interés en ello son importante para crecer como persona y como ciudadano de un país y este sera siempre mi país y tu mi hermano al que amo...adelante que los estas haciendo bien...
    Rómulo said...
    Yo soy peruano y también hemos vivido dictaduras de varios tipos y de varios niveles. Yo se que ustedes, hermanos venezolanos, saldrán de esta situación de la manera más digna y justa, pues veo en tí el reflejo de la mayoría. Bravo por tus palabras!!!!!
    Unknown said...

Post a Comment