viernes, 26 de abril de 2013

Carta a Henrique Capriles Radonsky





Ante todo un Saludo, me animo a escribirle por que deseo expresarle mi preocupación por todo lo que viene aconteciendo en nuestro país, preocupación que sé que usted comparte. También por que quisiera comunicarle algunas de mis impresiones e incógnitas sobre las acciones que se están llevando a cabo hasta ahora y el futuro.


Desde el día 14 de Abril esta en acción un golpe de estado orquestado por el oficialismo, haber vulnerado de manera tan vulgar la voluntad popular fue solo el comienzo, pues es obvio que desconocer lo que el pueblo expreso en estas elecciones hace de las personas que se mantienen en el ejecutivo un gobierno ilegitimo para ejercer. He escuchado con atención cada una de sus ruedas de prensa y entrevistas, comprendiendo de antemano lo que usted ha trazado como hoja de ruta para intentar lograr que aquello que ha sido desconocido se conozca. Pero creo que al final todos sabemos que esa ruta institucional y constitucional como usted la llama terminara en saco roto pues es más que sabido que las instituciones del estado están secuestradas desde hace mucho tiempo por el gobierno de turno. Aun así comprendo lo que intenta pues es difícil en los días que hoy vivimos llevar una imagen de demócrata si no se hace de la manera que usted lo está haciendo hasta ahora.


Con respecto a los organismos internacionales usted más que nadie sabe de las disyuntiva que trae consigo el derecho internacional, ciertamente al día de hoy la opinión de la comunidad internacional es importante, pero al final no es más que eso una opinión, los gobiernos de turno en muchos países piensan más en la materia económica que en otras situaciones, no por nada muchos se han hecho de la vista gorda durante estos 15 años de desgracias que ha vivido nuestro país, no por nada gobiernos como el Español y el Colombiano por poner un  ejemplo han callado y hasta reconocido este gobierno ilegitimo solo por la conveniencia. ¿No es así que Chávez se convirtió en un líder internacional a punta de la chequera con el dinero de todos los venezolanos? ¿Entonces no es iluso pensar que la comunidad internacional no hará absolutamente nada sobre la situación en Venezuela hasta que el país sea un absoluto caos?, situación que ya hemos visto por ejemplo en países árabes donde hasta que una guerra interna no pone en una grave situación económica a dichos países, no toman beligerancia en el asunto porque acá no importa si violan los derechos humanos o si se roban las elecciones, lo importante es el precio del petróleo y el ingreso de dinero. Es entonces cuando también es complicado pensar que ese reclamo a los organismos internacionales tenga el Eco y el resultado que debería tener.


Suponiendo además que lográramos algo en esas acciones no será más allá de una reprimenda, pues como todos sabemos la comunidad internacional no tiene ningún policía que haga cumplir ninguna sentencia. Y en este nuestro país a eso no se le hace caso, vea usted como a otras sentencias internacionales se le han usado de artículo de baño.


Por otro lado también quería hablarle sobre la situación en nuestra asamblea donde un personaje ha dado otro zarpazo a la institucionalidad, Diosdado Cabello ha dado un golpe en el Parlamento y quizás en Venezuela no estemos claros de la importancia del poder legislativo pero es importantísimo, sino miremos el daño que nos hizo regalar este poder hace unos años al oficialismo, así como las distintas leyes habilitantes otorgadas, a través de estas acciones fue como se dio pasos importantes a la situación que estamos en el día de hoy.


Pero a esta situación no se le ha dado el peso y la importancia que se merecen, ni en el ámbito político ni el ámbito comunicacional porque estamos enfrascados en lo electoral solamente sin darnos cuenta que esto no son cosas distintas sino el parte de un todo, que no es más que la acción que llevan a cabo estos señores para no soltar el poder pues sus vidas están tan llenas de podredumbre que saben que si salen de los puestos que tienen, la pestilencia saldrá por todos lados y nunca jamás podrán ser nada en nuestra nación. Es por esta razón que hay que estar claros en la situación que estamos viviendo pues si no nos tomamos el tiempo para ver el todo y llamar a las cosas por su nombre, nunca estaremos atentos al tamaño del problema  que estamos enfrentando.


Hay que comprender que estamos en una lucha que no se trata ya de un bando u otro, ni de un candidato u otro como usted lo ha manifestado, sino que se trata de perder o no al país, es acá donde debo expresarle otra de mis dudas y es que ciertamente todos ya nos conocemos el guion de esta película hasta ahora, también sabemos que se cometieron errores graves en el pasado en ciertas acciones que se llevaron a cabo a destiempo y desorganizadamente , reconocemos además el peso que tiene el 11 de abril en toda esta historia. Pero es acá donde me detendré a contarte una experiencia.


Ese 11 de abril, mas allá de las situaciones que se sucedieron después, salió un pueblo a las calles a defender un país en el que creían, ese día y te lo digo yo como protagonista la gente perdió el miedo, la mayoría de la gente que marchaba creía con el alma en lo que estaba haciendo y más allá de lo satanizado que esta ese día de hoy,  y yo este molesto por la manera como termino todo me siento orgulloso de haber estado allí. Ese espíritu de ciudadanía que se respiró ese día, se respira cada día en la calle en estos momentos.  No estoy llamándote a que repitamos el formato sino que comprendas que el pueblo tiene como deber defender su país, y que no podemos simplemente mantenernos solo esperando respuesta de los organismos que no nos han respondido en estos 15 años o que tú con tu grupo político te hagas cargo del problema.


He sopesado el hecho que como líder no debe ser fácil tomar decisiones de llamar al país a la protesta en las condiciones que vivimos, pues todos sabemos que las acciones de calles por mas pacificas que sean en una dictadura como la actual puede terminar con pérdida de vidas que lamentar.  Y créeme que no se trata de que nos mate, pues nadie quiere que eso pase, pero tampoco que mantenernos en nuestras casas a esperar le den espacio a los que usurpan el poder de terminar de lanzarnos al abismo.


La constitución es bien clara en tres artículos sobre la situación que nos está sucediendo.


Artículo 68. Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley.

 Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público.



Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.

En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.


Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Estos artículos acá mencionados nos dicen de los derechos y deberes que tenemos sobre lo que vivimos al día de hoy.


Esperar demasiado puede ser contraproducente pues en el ritmo acelerado de tensión, violencia y descomposición que estamos viviendo, podría terminar en una explosión social que sin un liderazgo al frente, nos pueda llegar a recordar situaciones lamentables como el 27 de febrero de 1989, es por ello que te pido que eso no suceda, yo sé que es complicado pero recuerda que es un deber que tenemos todos, es un derecho y que si se mantiene demasiado tiempo al pueblo represado la situación puede ser peor, entonces te seguimos con tu ruta pero también ponle oído a la gente, no tengas miedo a que la gente se exprese permite que lo hagan  y usa tu liderazgo para que se haga de la mejor manera, pero sin olvidar que el poder del pueblo es siempre el más grande y poderoso.


Después de todo esto me despido, esperando que de una manera u otra esta misiva te llegue y poder tener una respuesta.


Andrés Aguirre














1 Comment:

  1. Unknown said...

Post a Comment